Refacciones en el natatorio del Área Comisario General Roberto Osvaldo Schuller

Obras en Área Comisario General R. O. Schuller



REFACCIONES EN EL NATATORIO DEL ÁREA COMISARIO GENERAL ROBERTO OSVALDO SCHULLER

En la temporada estival de 1982 se inauguraba el natatorio olímpico del Circulo Policía Federal, haciendo realidad la conclusión de una obra faraónica para aquellos años, con la que soñaron nuestros mayores, grandes visionarios de este refugio recreativo y deportivo para los Oficiales de la Policía Federal Argentina y sus familias.
Poco se sabía por estos lares en aquel entonces, lo que significaba mantener una megaestructura construida sobre terrenos ganados a una cuenca hídrica. Lo importante, igual que hoy, era el servicio y la felicidad de esparcimiento para los socios.
Lejos de la tecnología actual, se usaban tejuelas cerámicas, las típicas baldosas de cuadrados y vainillas, la cerasita más conocida como ceresita y el famoso alquitrán para llenar las juntas de dilatación.
El tiempo fue transcurriendo y el mantenimiento comenzó a hacerse presente año tras año, renovando las antiguas juntas asfálticas, reparando la mampostería y la impermeabilización que las antiguas tecnologías permitían.
33 años después, los cambios de clima (para aquellos que recuerdan la escarcha en el cordón de la vereda, camino a la escuela), el incremento de socios utilizando las instalaciones y los movimientos de suelos generados en los alrededores con la construcción de rutas costeras y megaemprendimientos habitacionales, se sumaron para acrecentar los problemas de nuestras estructuras, desencadenando filtraciones en todos los vestuarios, depósitos, sala de máquinas y consultorios ubicados debajo de la pileta.
Cada vez hubo más intervención y gastos anuales. Fue por ello que la actual Comisión Directiva solicitó distintas evaluaciones técnicas de las que surgió, que a corto o mediano plazo, las rajaduras, fisuras y microfisuras que por un lado generaban la invasión de filtraciones y humedad antes mencionadas, también podían llegar a perjudicar la estructura perimetral del propio natatorio, (que alberga 4.000.000 de litros de agua, con la presión que esta genera) lo que podría redundar incluso más allá de los grandes gastos, en la necesidad de interrumpir durante una temporada completa el uso del natatorio.
Evaluadas diferentes propuestas y teniendo en cuenta que el solado perimetral de la piscina no solo no era atérmico, sino que los antiguos materiales absorbían gran temperatura, la cual ante los cambios de la misma en los horarios nocturnos incrementaba los problemas, se decidió tratar de poner fin y realizar una renovación integral, teniendo en cuenta además que sin ese trabajo no podía darse fin al mal estado de los vestuarios y demás instalaciones.
Gracias a los recursos económicos administrados y atesorados por la entidad, pudo tomarse la decisión de emprender las tareas que den fin a este problema de vieja data y permitan luego solucionar las consecuencias sufridas en vestuarios y resto de áreas que se hallan debajo del nataorio.
Si bien consideramos que esta obra es un éxito del cual estamos convencidos, se darán cuenta nuestros socios al desmenuzar la envergadura de los trabajos, que fueron realizados sobre una superficie de 1.200 mts2, las inclemencias climáticas desde el inicio de la obra nos jugaron en contra ya que desde la iniciación de la misma, en la Ciudad de Buenos Aires se registraron lluvias durante más de cincuenta días, las cuales no solo demoraron el hormigonado y fraguado de la obra, sino que ocasionaban trastornos como el empantanamiento en nuestros propios terrenos de los camiones que retiraban los escombros.
Así mismo no fuimos la excepción de quienes sufrieron los problemas y variables de falta de insumos y materiales en nuestro país, que en un momento determinado repercutió en nuestra obra ya que se tuvo que recurrir a la importación de cemento, con las consecuentes demoras.
Con la firme convicción y voluntad de haber generado una importante solución para el futuro de la recreación de la familia policial de nuestro querido Circulo, brindamos a continuación un detalle del trabajo realizado mediante un resumen de fotos y textos explicativos.

010302
En los primeros días del mes de Agosto del 2015, en primera instancia y en presencia de responsables administrativos y directivos de la entidad, se llevaron a cabo las pruebas de sometimiento al calor de diferentes tipos de hormigón, tanto de forma aplicable por sistema de colada como en distintos tipos de bloques de este material, buscando el mejor resultado atérmico y la menor absorción permanente de humedad.
De estas pruebas surgió que el mejor compuesto era el denominado “HORMIGON IMPRETÓN”, el cual resulto más atérmico y con menor absorción de humedad, siendo que al aplicarle temperaturas de entre 400ºC y 500ºC, su registro máximo fue de 60ºC, por lo tanto el más óptimo para aplicar en las zonas de tránsito de socios asistentes al natatorio.

040506070809

Finalizados los festejos del Día del Niño (para no entorpecer los mismos) se comenzó con la remoción del solado de 1.200 mts2 del perímetro del natatorio, encontrándose debajo del existente una capa de membrana asfáltica debajo de la cual había registros de humedad residual hallándose el primer solado o cobertura original de la loza.
El revestimiento original también fue removido resultando de toda esta tarea la extracción de 28 camiones de escombros.

101112

Una vez removidos los antiguos solados y alisada la superficie, incluyendo los bordes de la pileta y el murete perimetral donde apoyan las barandas de seguridad, los mismos fueron cubiertos e impermeabilizados con una membrana asfáltica geotextil.

131415

Una vez finalizada la impermeabilización, se inundó el perímetro del natatorio permaneciendo de esa manera durante 3 días para verificar su correcta estanqueidad siendo revisadas las instalaciones de los vestuarios, depósitos, sala de máquinas y consultorios médicos que se encuentran debajo del mismo para descartar filtraciones.

161718

Luego de la verificación de estanqueidad se desagotó el perímetro y posteriormente a su secado, se cubrió la totalidad del mismo, incluidos el borde del natatorio, el murete perimetral y sus barandas de seguridad, con pintura asfáltica microfibrada.

192021

Luego de la colocación de una membrana sintética y el mallado metálico se inició la hormigonada del nuevo solado.

222324

Luego de la hormigonada se colocó sobre toda la superficie un producto químico en polvo para completar la dureza, resistencia e impermeabilidad del hormigón, siendo finalmente aplicada una solución sintética transparente como terminación del solado.

252627

En la etapa final se repararon las barandas perimetrales para evitar también las posibles filtraciones a través de las mismas.
Se repararon asimismo las rajaduras y microfisuras del alero perimetral del natatorio, que es una continuidad de la losa del mismo, extrayéndose los helechos de construcción residentes, siendo utilizados sistemas de sellado sintéticos de última generación, sobre los cuales se aplicó pintura asfáltica y pintura final de color, ambas microfibradas.
Finalizadas estas tareas se comenzó con la remoción de sedimentos y algas del lecho del natatorio, posterior lavado de muros de contención y su pintura.